Menú

Cómo obtener un bronceado seguro

Cómo obtener un bronceado seguro

Quien viaja hacia destinos calurosos, con sol y mar, además de querer disfrutar del ambiente y relajarse, también quiere un bronceado perfecto. Lo más importante es que también sea saludable.

Bronceado saludable y seguro

1. Acostumbra poco a poco a la piel a la luz solar. El primer día, permanece en el sol poco rato (unos 30 minutos) y aumenta esta exposición conforme pasen los días.

2. Utiliza siempre un protector solar con filtros contra rayos UVA y UVB; elige una crema adecuada para tu tipo de piel.

3. Usa siempre un factor mayor en el rostro, el cuello y los hombros que en el resto del cuerpo.

4. No olvides usar protector solar en las orejas, las zonas sin pelo y las piernas.

5. Aplícate protector solar en la piel mínimo 30 minutos antes de exponerte al sol, cada tres horas de exposición y después de cada baño, incluso aunque el protector sea resistente al agua.

6. Durante la exposición al sol, no utilices cosméticos con perfumes ya que pueden provocar una reacción fototóxica.

7. Evita la exposición al sol entre las 11:00 y las 15:00, cuando el sol es más fuerte.

8. Usa protector solar también los días nublados; el 90 % de la radiación penetra las nubes.

9. Si te encuentras en altitudes elevadas, debes utilizar un protector solar con mayor factor ya que la radiación es más fuerte conforme aumenta la altura.

10. Protege tus ojos, usa gafas de sol con filtros UV.

Primeros auxilios para quemaduras solares

La luz del sol se refleja en el agua, la nieve o la arena. Por esta razón, las quemaduras se producen con mayor frecuencia durante las vacaciones. Los síntomas como enrojecimiento, ardor e inflamación de la piel significan quemaduras de primer grado. Ampollas en la piel, fiebre, escalofríos y vómitos son los síntomas de las quemaduras de segundo grado.

En el caso de quemaduras solares de primer grado, se deben aplicar compresas frías (gasas limpias) empapadas en agua o en algún producto que contenga pantenol, alantoína y propóleo, que alivian la inflamación de la piel. Estos medicamentos se pueden enfriar en la nevera para aumentar su eficacia. Un método casero para aliviar las quemaduras es lubricar la piel con yogur natural (sin azúcar), puesto que contiene ácido láctico con la función antiinflamatoria.

Cuando aparecen burbujas en la piel y se tiene fiebre, se trata de quemaduras de segundo grado. En esta situación, se debe proceder como en el caso de las quemaduras de primer grado y buscar atención médica inmediata. Bajo ninguna circunstancia se deben romper las ampollas, ya que protegen la piel contra la infección.

Después de unos días, cuando los primeros síntomas de dolor disminuyen, es necesario hidratar correctamente la piel con cremas corporales con gran cantidad de vitamina E y provitamina B5. Por lo menos durante dos semanas es necesario evitar los baños calientes y las exfoliaciones, que irritan la piel. También hay que beber mucha agua para mantener una adecuada hidratación del cuerpo.

Los consejos y sugerencias en el articulo y artículos relacionados son auxiliares para propósitos de información y no deberían considerarse como base para ningún reclamo contra eSky.es.

¿Contiene este artículo la información que estabas buscando? | No
En mi opinión, este artículo:
¡Gracias por tu opinión!